Tiempo de incertidumbre

¿En algún momento has sentido que estás viviendo un tiempo de incertidumbre, y no sabes lo que pasara en el futuro?

He escuchado a muchas personas que se han sentido desesperadas y preocupadas al no saber lo que les espera en el futuro… al estar ya casi por seis meses sin empleo a causa del Corona Virus que a todos nos ha tocado vivir.

Para hoy, han pasado seis meses, desde que comenzó la crisis a nivel mundial… la cual ha causado “Incertidumbre” en muchos niveles… por ejemplo, empleadores han tenido que hacer recortes de personal, o de horas de trabajo para reducir salarios, ya que no están seguros si podrán cubrir los gastos financieros… Negocios que han tenido que cerrar, y con tristeza han tenido que dejar a muchas personas sin empleos.

Estamos viendo como se prepara todo, para comenzar un nuevo año escolar… y los maestros aún no están seguros como funcionara el nuevo sistema de enseñanza… y están en “Incertidumbre” y se preguntan…  ¿cuántos estudiantes tendrán en su clase?… Cuantos padres decidirán dejar a sus hijos en casa, y enseñarles ellos mismos… por temor a exponerlos y que no se enfermen.

Esto es lo que llamamos “Tiempo de Incertidumbre” o “Tiempo de Crisis”.

¿Como estás manejando esos tiempos de Incertidumbre o tiempo de Crisis en tu vida?… ¿Estas confiando en el Señor y descansando en El? … ¿O estás permitiendo que estos tiempos te lleven a la desesperación, y te olvides de que Dios está en control de tu vida?

 

Quiero recordarte una historia en la escritura en el libro de Lucas 8:22-25:
“Aconteció un día, que entró en una barca con sus discípulos, y les dijo: Pasemos al otro lado del lago. Y partieron.

Pero mientras navegaban, él se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago; y se anegaban y peligraban. Y vinieron a él y le despertaron, diciendo: !!¡Maestro, Maestro, que perecemos! Despertando él, reprendió al viento y a las olas; y cesaron, y se hizo bonanza”.

¡Es posible que tú de igual manera sientes que Jesús se ha alejado de ti, durante este tiempo de “Incertidumbre y Crisis”!

Hoy, quiero recordarte que, así como él estuvo con los discípulos, y calmó la tempestad… así también está con nosotros, y él nos ayudara a salir victoriosos de esta tempestad que hemos estado viviendo.

Recuerda que a veces las crisis y las pruebas son necesarias, y nos traen nuevas oportunidades para aprender algo nuevo… quizás te has olvidado de depender de Dios en todo… quizás te has alejado de Él, y este es un buen momento para que vuelvas a Él.

Te animo a que sigas confiando en sus divinas promesas.
“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. Isaías 41:10

Dios te bendiga